Descargar lista de productos de limpieza para prevenir el contagio
Descargar medidas para la reducción del contagio por coronavirus
¿Podemos tomar la temperatura a nuestros huéspedes antes de entrar en la vivienda?

Sobre esta cuestión el debate todavía sigue sobre la mesa. En este sentido la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha realizado un comunicado donde no niega la implementación de este tipo de prácticas, pero si señala que se deberá ajustar a los criterios que fije la autoridad sanitaria para realizarlas

La AEPD entiende que este tratamiento de toma de temperatura supone una injerencia particularmente intensa en los derechos de los afectados. Por una parte, porque afecta a datos relativos a la salud de las personas, no sólo porque el valor de la temperatura corporal es un dato de salud en sí mismo sino también porque, a partir de él, se asume que una persona padece o no una concreta enfermedad, como es en estos casos la infección por coronavirus.

Y, en cualquier caso, deberá respetar la legalidad, es decir, como todo tratamiento de datos deberá ajustarse a lo previsto en el Reglamento de Protección de Datos.

Así pues, la implementación de estas prácticas es un tema muy sensible y todavía a fecha de hoy no hay ninguna normativa por parte del ministerio de sanidad que regule el ejercicio de la toma de temperaturas a terceras personas.

En consecuencia, no sería recomendable realizar este tipo de prácticas mientras no se establezca por parte de las autoridades un procedimiento o protocolo específico sobre cómo proceder para la toma de temperatura. Pensemos también que las sanciones derivadas de una infracción en materia de protección de datos pueden ser muy elevadas.

Soy anfitrión de home-sharing y alquilo una habitación en mi casa. ¿Puedo ya aceptar reservas y recibir huéspedes?

Sí, puedes aceptar reservas y recibir huéspedes dado que a partir de la Fase 1 se prevé la reapertura de hoteles y alojamientos turísticos. Ahora bien, en el caso del turista, ya sea nacional o internacional, este deberá tener en cuenta que todavía no hay libertad completa de movimiento y no han sido abiertas las fronteras, salvo para casos excepcionales deberá someterse a una cuarentena de 14 días. Para el turista nacional, seguirán aplicando las restricciones de movimiento interprovincial previsiblemente hasta el fin de la desescalada y la vuelta a la “nueva normalidad”.

Estas restricciones también han sido muy volátiles y tienen diferentes plazos de vigencia, por lo que es recomendable ir comprobando poco a poco la normativa que esté vigente en cada momento y en cada territorio.

El home sharing u hogar compartido no está regulado en mi Comunidad Autónoma. ¿Me aplicarían las mismas normas de higiene que se han aprobado para los Alojamientos Turísticos?

En teoría no, dado que si el home sharing o vivienda compartida no está regulado como modalidad de alojamiento turístico, entonces no le aplicarían las normas de higiene previstas para estos últimos. No obstante, consideramos que sí es recomendable cumplirlas igualmente.

Si comparto mi casa con huéspedes ¿Qué medidas de seguridad debería mantener con mis huéspedes dentro de mi hogar? ¿Cómo debería gestionar las zonas comunes?

Además de recomendar lo respondido en la pregunta anterior, el Centro de control y prevención de enfermedades ha elaborado una guía sobre el COVID-19 para viviendas compartidas y alojamientos turísticos en la que nos podemos apoyar. En síntesis, las medidas que describe la guía y que resultan aplicables en nuestro caso son las siguientes:

Evitar el contacto físico en la medida de lo posible. Mantener la distancia mínima de seguridad y tratar de evitar concurrir junto al turista o turistas en espacios relativamente pequeños como puede ser la cocina, es decir, evitemos estar todos en la misma estancia en el mismo momento. Luego en las horas de las comidas y cenas si coincidís mantener la distancia, por ejemplo, sentados cada uno al extremo de la mesa. Lógicamente no compartir vasos, platos, cubiertos, etc. Los utensilios y la vajilla no desechables deben manipularse con guantes y lavarse con agua caliente y jabón para vajilla o en un lavavajillas. Lavarse las manos después de manipular los utensilios usados. Usar guantes para retirar las bolsas de basura, y para manipular y desechar los residuos. Mantener una ventilación adecuada, especialmente en espacios compartidos, como, por ejemplo, el comedor.

¿Existe una lista de productos de limpieza comerciales recomendados?

Sí, se trata de los virucidas autorizados y registrados en España que han sido publicados también en forma de lista por el Ministerio de Sanidad. Estos virucidas han demostrado ser eficaces frente al virus. Hemos de tener en cuenta que la lista ha ido actualizándose a medida que avanzábamos en el desconfinamiento.

Se puede encontrar dicha lista a través del Google tecleando la siguiente búsqueda “Listado de virucidas autorizados en España para uso ambiental”, o bien en la web de anfitrionesresponsables.com dónde encontrareis los links que os conducirán al listado.

¿Qué tiempo debo dejar entre reserva y reserva para garantizar la seguridad de mis huéspedes?

No hay un plazo recomendado a nivel nacional. Sin embargo, las autoridades europeas indican que dejar 72 horas entre la salida y entrada de un nuevo huésped ayuda a reducir la carga viral de la COVID-19.

¿Qué sucede si no cumplo el protocolo aprobado por el gobierno? ¿Cómo debo demostrar que lo cumplo?

El Protocolo de limpieza publicado por el gobierno son meras recomendaciones que no llevan aparejadas sanciones. Sin embargo, el incumplimiento de las medidas de higiene más concretas contempladas en la normativa sí que podrían dar lugar a sanciones administrativas, como las comentadas con anterioridad en el caso de desplazamientos interprovinciales que, a fecha de hoy, no están autorizados.

La mejor manera de demostrar el cumplimiento es cumpliendo. Por ejemplo, en el caso de los carteles informativos simplemente con su colocación a la entrada basta para cumplirlo. Otra de las formas de demostrar el cumplimiento de las normas de higiene es mediante los documentos e incluso el cartel informativo para los huéspedes donde se especifiquen dichas medidas de higiene. Y por supuesto, teniendo siempre disponible, para caso de inspección, el protocolo de limpieza por escrito que exige la normativa. Quizá otra forma de demostrar el cumplimiento sea a través del propio anuncio de la vivienda en el portal de Airbnb dónde también podéis informar acerca de las medidas de higiene y normas de conducta con relación al uso de la piscina o terraza comunitaria, las medidas para realizar el check- in.

He leído que el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) está promoviendo el sello "Safe Tourism Certificate". ¿Aplica también a las viviendas de uso turístico y al home- sharing? ¿Cómo se puede pedir? ¿Es obligatorio?

n el caso de los apartamentos turísticos, sí. En cambio, en el caso de home-sharing entendemos que no por cuanto el sello de turismo seguro es un sello elaborado para 21 subsectores turísticos entre los que se menciona los apartamentos turísticos pero no se hace referencia expresa al home-sharing, siendo que el sello de turismo seguro no es igual para todos los subsectores sino que cada subsector tiene su propio “sello de turismo seguro”, el cual consigue si cumple con el protocolo elaborado para dicho sector y pasa la auditoría de una de las empresas auditoras reconocidas también para acreditar el certificado de calidad turística (la marca Q).

Para solicitar el sello turismo seguro debemos dirigirnos a la página web del ICTE – calidadturisticahoy.es –, en ella podremos solicitar el citado sello y encontraremos información adicional sobre cómo realizar los trámites. Para solicitar el sello turismo seguro es necesario tener en cuenta que previamente a la solicitud se realice una auditoría por parte de alguna de las empresas que aparecen en la pestaña “auditores” de la citada página web, – No puede ser otra, debe ser necesariamente una de estas –. Asimismo, antes de solicitar la auditoría, deberemos realizar como paso previo, la solicitud de adhesión al sistema a través del portal www.profesionales.calidadturistica.es. Una vez completado este trámite, se nos proporcionarán las claves de acceso a la intranet del Instituto (ICTE), así como a la norma y autoevaluación correspondiente al sector al que pertenece su organización. Con estas claves de acceso y a través de www.calidadturistica.org podremos seguir el curso de su expediente (plan de auditoría, informes, acciones correctivas, resolución, etc.), y ahora sí, solicitar la auditoría.

Esto último es muy importante, ya que, si no realizamos la solicitud de adhesión al sistema, pero hemos pagado por una auditoría, esta última no sirve, es nula.

Cuáles son las obligaciones de los huéspedes? ¿Si las incumplen, podemos no permitir el check in o avanzar el check out? (por ejemplo: ¿Se debe tomar o se puede la temperatura de los huéspedes al entrar? ¿En caso de que tengan fiebre se les puede no aceptar el check in o anticipar el check out?

Las obligaciones de los huéspedes consistirán, en gran medida, en el cumplimiento de las normas y medidas de higiene establecidas. Con relación a no permitir el check in o avanzar el check out, entendemos que sería posible avanzar el check out en caso de incumplimiento, especialmente, en aquellos casos en los que el huésped haga caso omiso de normas establecidas por la comunidad de propietarios con relación al COVID- 19, por ejemplo, saltarse los horarios o restricciones establecidas para bañarse en la piscina comunitaria o hacer un uso indebido de otras zonas comunes.

Respecto la temperatura, como hemos comentado con anterioridad, es un tema extremadamente sensible sobre el que la AEPD ya ha mostrado su preocupación por que se está convirtiendo en una práctica habitual al margen de la normativa y, ante la ausencia de un protocolo establecido por las autoridades sanitarias, reiteramos que no debe hacerse la toma de temperatura, incluso dicha práctica no podrá basarse en que teníamos el consentimiento del huésped, porque entiende la AEPD que este consentimiento está viciado, ya que, si el huésped se niega, se puede sobreentender que está infectado de COVID-19 u otra enfermedad y en consecuencia no acceder a la vivienda.